La O está escondida detrás de la Q, las R y las E no paran de reír y reír con las I mientras la C ayuda a la H a hacer ruido… todas las letras viajan y juegan juntas dentro de mi Maletra. Y cuando la abro para coger mis cosas todas las letras salen corriendo bailando y formando palabras que juegan a la rueda y me cuentan al oido bonitas historias. Historias que llevan mucho tiempo andando por el mundo, de boca en boca, de sueño en sueño.

Dando tumbos por el mundo los cuentos fueron conociendo otros paisajes y gente de otros países, y fueron aprendiendo a hablar otras lenguas. Y durante todas la noches y todos los días que pasaron juntos hablando en aquellas lenguas exóticas, se mezclaron y nacieron nuevos cuentos.

Así que cada vez que abro mi Maletra escucho historias nuevas. !A ver cuales me están esperando hoy!

X