Romería en Amorín

«Queliña, una niña de aldea, tiene que terminar coger las patatas para que la dejen ir a la romería. Allí quedó con sus amigos para saltar, bailar y hacer carreras de sacos. Hacia el atardecer, antes de que finalice la fiesta, todos buscan la abuela Tareixa para que les cuente leyendas, leyendas para perder el miedo».

Sigo celebrando el día das Letras Galegas, con una buena Romaría en Amorín (Tomiño):

Romería en la Sala Gurugú

Este domingo, por la mañana  y al atardecer, antes de que finalice la fiesta, todas las niñas y los niños llamaron a la abuela Tareixa para que les contara leyendas, leyendas para perder el miedo. Así fue Romería en la Sala Gurugú de A Coruña:

 

X